8 de abril de 2019
Descubre los duelos de la fase final del casting de Alicante
Jande, Pikeras, Zanco Shadow y Zeta salieron vencedores de las tres largas pruebas que otorgaron los últimos pasajes a la Regional alicantina. Conoce sus impresiones del casting y descubre cómo lograron el pase. Por Bruno013.
Descubre los duelos de la fase final del casting de Alicante

Ocho de la mañana de un soleado sábado. Más de un centenar de jóvenes esperan concentrados en la entrada del Circulo de Bellas Artes de Madrid. ¿El objetivo? Clasificarse para una de las regionales de la Red Bull Batalla de los Gallos. Entre ellos están nuestros cuatro protagonistas: Jaume, Adrián, José Eduardo y Alejandro. Todos aguardan expectantes la jornada que les espera. Más de doce largas horas, si todo va según lo previsto, para hacer lo que mejor se les da: improvisar.

“El casting es una opción extra para apuntarse a quien no tiene medios para echar la prueba, como es mi caso. Decidí apuntarme sin pensar en ganar, iba a tirarme frees con la gente y participar en un evento nuevo.  Conforme se acercaba el día me hacía cada vez más ilusión. Mi madre me dijo: ‘Che, Adri, tienes dinero para el viaje, estas pasando una mala racha y se te nota, ve y diviértete, te ayudará’. Y eso hice.” Nos cuenta el valenciano Pikeras, único de los ocho ganadores del casting que no se inscribió a la prueba online de selección de Red Bull. ¿El motivo? el siguiente: “Nunca había dado el paso de echar prueba por el miedo que me daba no jugar con mi puesta en escena. Así que esta ha sido una oportunidad perfecta”.

El también valenciano Zanco nos cuenta cómo fue su llegada al evento: “Vi muchas caras conocida, y la verdad que este es uno de los motivos por lo que me encanta el mundo del freestyle: llegar a un sitio nuevo (nunca había estado en Madrid) estar con tres o cuatro colegas de Valencia y tener la suerte de conocer a muchas personas, con las que, aunque vivamos lejos, he entablado una gran amistad”. Zeta, tercer clasificado de la comunidad valenciana del casting, residente en Castellón, amplia la respuesta: “Eso es lo bonito en el mundo del freestyle. Dos personas que se acaban de conocer se pueden coger una confianza brutal tras tirarse dos rimas”.

Pero ese buen rollo, esa sensación de ser todos una familia se fue relativizando a lo largo del evento. Solo había ocho plazas para las regionales y, al fin y al cabo, lo que fuera de la sala eran nuevos amigos se convertían en rivales al cruzar la puerta: “Se podía sentir la tensión y los nervios en los pasillos, todos queríamos nuestra plaza, pero no había suficientes. Al final ya no había prácticamente corrillos ni gente rapeando por fuera. Los que quedábamos estábamos cada vez más mentalizados para no fallar en el momento clave” comenta el castellonense.

En la segunda ronda, con solo 32 participantes en liza, la tensión aumentó, los pasillos se vaciaron y las caras de concentración y el silencio predominaban en los aledaños de la sala de casting. Uno de nuestros protagonistas vivió una situación única en el desenlace de la prueba. Los cinco jueces señalaban a quién veían como líder de cada grupo en sus pizarras. Jande quedo empatado a dos votos con Aigor ya que el quinto juez, Piezas, no había votado a ninguno de los dos. El otro campeón de España se vio obligado a modificar su voto decantándose por uno de los dos más votados para deshacer la igualada. “Cuando Piezas desempató el 2-2 que había entre Aigor y yo, noté una gran sensación de alivio y salí de la sala con un peso menos de encima, solo quedaba una ronda y no iba a desaprovecharla”. Nos cuenta Jande, quien finalmente pasó de ronda como líder de grupo.

En la tercera y última prueba la sensación era de estar prácticamente en una Final Nacional, estaban todos rígidos, ansiosos, desesperados, a la par que ilusionados y llenos de esperanza. Realmente no querían desaprovechar su última bala para entrar en Red Bull. “Cuando acabó la batalla y nos cogieron los brazos para realizar el conteo no quería ni escuchar, solo quería que terminara todo, cuando sentí que me levantaban en el brazo no me lo pude creer y me vine a bajo por la carga emocional acumulada a lo largo del día” nos cuenta Zeta, que terminó llorando de alegría tras clasificarse para competir en la madre de todas las batallas.

Y es que al final todos los que han salido de este casting son conscientes de que, pese a mantener un perfil bajo de cara a la regional, cuentan con una experiencia única e irrepetible que les aporta un plus de motivación extra: “Mi participación en la regional, me la tomo como disfrutar de un sueño. Yo voy a ir con todo, es decir, voy a ganar, porque, aunque sea un desconocido, soy consciente del nivel que tengo, y de lo que soy capaz de hacer. Pero al mismo tiempo voy a disfrutar de esta bonita experiencia que no se repite todos los días” nos contó Zanco, otro de los clasificados. Jande destacó también varios aspectos positivos de clasificarse desde este punto: “Este casting ha sido una toma de contacto, una prueba de fuego para poner al límite tu concentración, saber que estarás horas esperando tu turno, y que hay 3-4 minutos que te clasifican o te dejan fuera. Al fin y al cabo, tienes en tus manos mucho más de lo que crees. Obviamente no ganarás el 100% de los enfrentamientos porque hay mucho talento por ahí suelto, pero si te concentras en ti en vez del nivel del vecino, es más probable que consigas buenos resultados”.

 

Últimas noticias
Estate siempre al tanto de todo lo que sucede
Ver todas
Si te ha gustado este contenido,
ahora puedes disfrutar de muchos más
Regístrate
Utilizamos cookies para que tu experiencia tenga mucho flow. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas su uso. Para más información haz clic aquí