17 de julio de 2019
Zasko, el nuevo máster del freestyle español.
La victoria del alicantino le otorga el pase directo a la internacional, en la que será el único debutante local y donde tendrá que hacer frente al podio de 2018 conformado por Wos, Aczino y Valles T, además de los recientes campeones Teorema (Chile) y Lobo Estepario (México). A la espera de conocer los nombres de los 10 gallos que completarán el cupo, repasamos la trayectoria del maestro de la métrica y su papel en la nacional. Por Sara Socas.
Zasko, el nuevo máster del freestyle español.

Sábado 13 de julio. Una fecha esperada por todos los seguidores del freestyle desde que se confirmara que el RCDE Stadium, campo de fútbol del Espanyol, sería el espacio de celebración de la Final Nacional de Red Bull Batalla de los Gallos 2019. El aforo inicial, similar al del Wizink Center en los años anteriores, no superaba las 15.000 personas. Sin embargo, la organización tuvo que ampliar la venta en dos ocasiones por la rapidez con la que se agotaban, hasta que a pocos días del evento la taquilla se cerraba con una cifra histórica: 22.000 personas. O lo que es lo mismo, el récord de asistencia (tickets vendidos) en un evento de freestyle hasta el momento. 

Pero no estaban solas. Otras dos millones pudieron seguir a través del streaming la coronación de Zasko en la Ciudad Condal, donde sin duda había muchos otros favoritos para sentarse en el trono. El primero de ellos Blon, que disputaba su séptima nacional consecutiva, esta vez en casa. Sin embargo, cayó en cuartos de final contra un hiriente y decidido Force, que días antes declaraba que el barcelonés era el único gallo al que no quería enfrentarse. La venganza por el Rey sin corona llegaría de la mano de SweetPain, que vencería al gallego en semifinales para enfrentarse a Zasko Master en la final.

Pero, antes de alcanzar el clímax de la competición, el alicantino tendría que batir a tres de los favoritos: Tirpa, Errecé y BTA.

En realidad, durante el sorteo Zasko eligió a Kensuke para el primer enfrentamiento de la tarde, pero Hander le cambiaría el puesto para vengarse de quien le había lesionado días antes jugando a fútbol. Así pues, el valenciano venció al “chico de las gafas sin cristal” y Zasko hizo lo propio con el cuarto clasificado de 2018 (Tirpa). No fue una tarea fácil, dado que sus estilos no son tan diferentes. Aunque disten en el flow, la métrica es para ambos el núcleo en torno al cual orbita su freestyle. Rimas como "yo hice métricas cuando era una cosa innovadora, tú la haces desde que el jurado las valora", fueron claves para que éste diera el pase a cuartos al más veterano de ambos. Aunque quizás no le faltara razón, porque tanto él como Bnet destacan por sus complejas estructuras sintácticas, lo que les convierte en los dos únicos campeones de España que presenten dicho estilo hasta el momento.

La bendición de Errecé

La energía y el flow del valenciano hacían que fuera un hueso duro de roer para pasar de cuartos, pero Zasko estuvo mucho más acertado en la utilización de las palabras que iban apareciendo en pantalla, lo que sin duda inclinó la balanza a su favor. Aunque nadie aún lo sabía, la premonición de cada año se cumpliría: quien vence a Errecé sale campeón. Así le había ocurrido en las regionales a Invert (2014), Arkano (2015), Tirpa (2018) y Gazir (2019); y a Skone, Chuty y Bnet en las tres últimas nacionales, respectivamente.

Una batalla histórica: sin derramamiento de sangre

El duelo de semifinales no era plato de buen gusto para Zasko, ni tampoco para su rival: BTA. Ambos mantienen una estrecha relación desde sus inicios en Red Bull, si bien el malagueño comenzó su camino dos años antes (2013). En su minuto a conceptos y acapella, Zasko aprovechó para alabar a su compañero desde el segundo patrón (por fin me han puesto a un rival en condiciones), lo que provocó que ambos mantuvieran la misma línea “pacífica” hasta el final. No había punchline alguno que pudiera ser decisivo en la batalla, sino más bien el gusto por el doble tempo y la determinación de BTA o por los juegos fonéticos y técnicos de quien resultaría campeón. En realidad, era un duelo que cualquiera de los dos podría haber ganado de manera justa, y sin duda sirvió como recordatorio de los valores que sobrepasan a los enfrentamientos: la pura improvisación libre.

Un c’est fini sin V de Vendetta

Tras más de tres horas de evento a las espaldas, Sweet Pain, ganador de la regional de Sevilla (2018) y subcampeón en la gaditana (2019) sería la pieza que cerraría el tablero de una final por la que muy pocos habían apostado, pero que sin duda era uno de los cara a cara más esperados dentro del movimiento. Zasko ya se había impuesto con anterioridad al sevillano en una Red Bull, concretamente en cuartos de la final de 2015, celebrada en su propia tierra. 

Tras una ronda a minuto siguiendo la primera frase del rival, llegaron otras dos con un formato clásico y más que consagrado: 4x4 durante 120 segundos. No fue una final con momentos especialmente álgidos (acostumbrados a la tensión presente en cada barra en otras ediciones), de hecho ambos mostraron una mayor lucidez en sus anteriores batallas, causantes de este inesperado pero justo desenlace de la nacional. 

No tengo relleno ni antes ni ahora, me he comido mierda siendo una buena persona, pero quién va a hablar mal de mi ahora, la corona me la ponen las manos de Barcelona. Con tan solo 30 segundos por delante, así se dirigía Zasko a quienes le habían criticado por sus polémicas rimas en la regional valenciana del pasado año, a la par que proclamaba el que terminaría por ser el resultado definitivo. Tiene el doble de fama yo el doble de talento [...] cierra la portada que se te ha acabado el cuento. Sweet Pain lanzaba una gran respuesta a la altura del contrincante, aunque para ese momento jugaba a contrarreloj. Tanto gallos como espectadores somos conscientes de la importancia de cerrar un minuto o una batalla de manera tajante, pudiendo motivar uno u otro desenlace en el último momento. Mientras “bailaba” y se dirigía a Mbaka sobre la instrumental de trap puesta por DJ Verse, el alicantino sentenció la final: ¿No estaba terminal, no crees que ya ha tenido bastante?

Cumpla las expectativas o no, está claro que Zasko ganó cada una de sus batallas de forma justa, demostrando que las habilidades al rapear son tan importantes como la puesta en escena, el mensaje o el punchline. Cada MC, ahora más que nunca, tiene un estilo diferenciado y solo aquel que domine su terreno a la perfección es capaz de destacar sobre el resto. En el auge de la diversidad del freestyle, Zasko se ha mantenido fiel a sus raíces como rey de la calle. BTA, Sweet Pain o Botta son otros de los gallos que se dieron a conocer en los parques españoles hace años, hasta que finalmente pusieron el puño sobre la mesa ganándose el respeto de todo el panorama desde los escenarios. Lo mismo ocurre en la actualidad con los andaluces Mnak, Tirpa y, especialmente, Jesús LC, quien reconoce la plaza como un hábitat natural.

Ni una octava posición en FMS ni un título en Gold Battle hacen justicia a todo el potencial de Ginés. Más allá de cualquier trofeo le respaldan años de profundo respeto desde el underground alicantino, español e internacional. Aunque nunca está de más llevar el eco del parque al escenario y, de paso, hacer realidad el sueño de miles de personas: ser el máster de la Red Bull Batalla de los Gallos.  

Últimas noticias
Estate siempre al tanto de todo lo que sucede
Ver todas
Si te ha gustado este contenido,
ahora puedes disfrutar de muchos más
Regístrate
Utilizamos cookies para que tu experiencia tenga mucho flow. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas su uso. Para más información haz clic aquí